¿Ser arrogante es atractivo?

G. Belman

Creador de contenido

Categoría

¿Te has preguntado alguna vez por qué les gustan los chicos «malos»? ¿Será que acaso ser arrogante es atractivo? Descúbrelo en este post.

Todo lo que no es una DAV (demostración de alto valor), es una DEV (demostración de escaso valor) y la arrogancia puede ser una u otra cosa, dependiendo del contexto.

Mario Luna nos ha enseñado una gran verdad al manifestar que no debemos confundir la aprobación con atracción. Por su parte, Míster Misterios, ha afirmado que no es lo mismo ser un buen hombre que ser un hombre bueno.

Los hombres que se arrastran para satisfacer las necesidades de las mujeres que les interesan, rara vez logran generar atracción; porque subcomunican inferioridad y ninguna mujer que se respete a sí misma desea estar con alguien inferior a ella. En cambio aquellos hombres osados, arrogantes, impredecibles, seguros de sí mismos, que van por lo que quieren y que no les importa la opinión de los demás, incluida la de la propia chica, resultan atractivos porque crean a su alrededor un halo de fuerza y poder que les hace interesantes. El problema deviene cuando existe una incongruencia entre la imagen que proyecta el varón y su verdadero sistema de creencias.

Cuando un hombre finge indiferencia y arrojo las mujeres, pero está en demasía pendiente de cumplir con sus exigencias; ellas perciben con facilidad su incoherencia y escaso valor y a ninguna le agrada estar con un mentiroso. Por otra parte, quienes verdaderamente tienen ese alto nivel de amor propio suelen conectar mejor con ellas, por considerarlo auténtico.

Un individuo arrogante y descalibrado, con facilidad se convertirá en un patán y a las únicas mujeres que atraerá serán aquellas dañadas emocionalmente. Algunas mujeres usan a los patanes para castigarse a sí mismas o replicar patrones relacionales enfermizos, que han aprendido a normalizar con el tiempo.

Un individuo calibrado y arrogante, puede generar obsesión en las mujeres que trata, incluidas aquellas de alto valor en el mercado sexual y sentimental. Éstas se percataran de que para tener su atención deberán ganársela, lo cual automáticamente los colocara en su marco de realidad como un premio.

La arrogancia positiva es aquella que está basada en la seguridad propia y un marco de realidad poderoso, capaz de eclipsar todos lo demás.

Robert Greene le ha llamado la estrategia de la corona a la actitud ganadora de quienes exhiben una arrogancia fundada en una percepción propia poderosa. Quienes se ven a si mismos de ésta manera, terminan arrastrando los marcos de realidad de los demás, convirtiendo la suya en la realidad dominante.

Una persona arrogante y calibrada, tendrá éxito donde otros fracasan, por haber creado la percepción de que su valor está por encima de los demás; independientemente de que esto sea cierto objetivamente hablando. La calibración ayuda al arrogante a tener la inteligencia social y emocional adecuada para crear puentes que conecten su mundo con el de las personas en las que desea influir.

A diferencia del engreído pedante que se siente mejor que los demás, ganándose el odio o al menos de animadversión de quienes le rodean; un buen seductor precisa subcomunicar con todo su ser, no sólo con las palabras, su superioridad. La idea de su alto valor debe surgir en los demás por cuenta propia, no como producto de un proceso de negociación o una labor verbal de convencimiento.

La sociedad nos ha condicionado a creer que buscar imponer nuestra presencia siendo arrogante es algo malo, pero la realidad es que no es así.

Lo realmente malo es no darnos la oportunidad de aportar y recibir valor. Si logras conectar con aquello que te hace especial y te vuelves el más férreo promotor de tu mejor versión; los demás serán capaces de verte con otros ojos.

Si decides seguir cediendo a cosas que no te convencen o satisfacen tan sólo para agradar, no solamente cosecharas el menosprecio de otros; sino que estarás enviándole a tu mente subconsciente el mensaje de que eres poco valioso y por tanto, eso lo subcomunicarás en todas tus interacciones.

No temas ser arrogante y orgulloso. No es algo inherentemente malo serlo, si va acompañado de liderazgo e inteligencia emocional.

La seguridad propia y el carácter dominante son rasgos atractivos en cualquier hombre. Siempre es posible descalibrar al relacionarnos desde el marco de realidad en que somos el premio, pero es mejor hacerlo que arrastrarse buscando la validación.

Un chico malo descalibrado es más memorable que un “chico bueno” arrastrado y asexual.

Soy tu amigo y ala Belman. Sin más por el momento, agradezco la amabilidad de tu atención y te deseo un excelente día.

https://www.youtube.com/watch?v=hvk6UvG0FSE

Si tienes alguna duda o sugerencia de tema que quieras que aborde en el futuro, siéntete libre de escribirlo en la caja de comentarios o en la página de contacto. No dejes de visitar mis canales de YouTube y TikTok Siempre estoy en la mejor disposición de ayudarte.

Quizá te interese leer también:

Abraza tu vulnerabilidad

Abraza tu vulnerabilidad

Abraza tu vulnerabilidad. No necesitas ser perfecto y nadie desea verdaderamente a una persona “perfecta” en sus vidas. Muchos cometemos el error de querer mostrar...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This
A %d blogueros les gusta esto: